Instagram Twitter Facebook
Nacionales
12-04-2019 08:53

Nación eliminó por decreto las colectoras

Cuando faltan poco más de dos meses para el cierre de listas para las elecciones nacionales, el presidente Mauricio Macri definirá hoy, por decreto, el final de las listas colectoras establecidas por Cristina Kirchner en 2011.


El decreto, según confirmaron altas fuentes oficiales, excluye la posibilidad de utilizar listas colectoras del mismo modo en que lo hacía el proyecto de ley de reforma política aprobado por la Cámara de Diputados en 2016, pero que luego fue frenado en el Senado, donde la oposición cuestionó el sistema de voto electrónico que el Gobierno intentó establecer durante el debate.

En el Gobierno rechazaron la vinculación entre el decreto y la posibilidad de que el kirchnerismo y el PJ moderado acuerden un único candidato a gobernador bonaerense que vaya "colgado" de postulantes a la presidencia de distintos frentes.

Sin embargo, tal como anticipó LA NACION el martes, la posibilidad de un acuerdo entre Cristina Kirchner y Alternativa Federal para "compartir" un único candidato provincial fue la preocupación que el jefe de gabinete de la gobernadora María Eugenia Vidal, Federico Salvai, transmitió en estos días a la Casa Rosada, junto a un informe y un borrador con la solución posible.

"Cristina impuso las colectoras por decreto y para su provecho personal. No figuran en la Constitución y no hay nadie que seriamente diga que son útiles", afirmaron desde el oficialismo.

"La proliferación de esta práctica genera confusión en el electorado e inequidad entre los competidores, y tiene por consecuencia la fragmentación del sistema político", afirma en sus considerandos el decreto, elaborado en la Secretaría de Asuntos Institucionales del Ministerio del Interior, que encabeza Adrián Pérez.

Desde esas oficinas recordaron que tanto Macri como el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se manifestaron en contra del uso de listas colectoras. "Basta de estas listas que se acoplan, colectoras, candidaturas múltiples, que claramente no ayudan a respetar la decisión democrática del pueblo", afirmó el Presidente en el texto de presentación de la reforma política a mediados de 2016.

Lo cierto es que la eliminación de las colectoras complicará los planes del peronismo y el kirchnerismo, que sostienen conversaciones para unificar fuerzas y derrotar a Vidal en las elecciones a gobernador, aunque aún no se vislumbraba quién de todos los candidatos en danza (Axel Kicillof, Felipe Solá o el propio Sergio Massa si no jugara la presidencial) podría representar al conglomerado opositor. "Se invitará a las provincias a adherir al decreto", explicaron en un despacho oficial, donde no negaban la preocupación de Vidal y Salvai.

El decreto, pulido en la Secretaría Legal y Técnica, a cargo de Pablo Clusellas, establece además la eliminación de las candidaturas múltiples, utilizadas durante los últimos años por partidos de izquierda, que eran, a la vez, candidatos a presidente y a legislador.

El decreto de Cristina de 2011 sirvió, paradójicamente, a Cambiemos: en 2015, Gerardo Morales accedió a la gobernación de Jujuy "colgado" de cuatro boletas presidenciales: las de Macri y Massa, pero también las de Margarita Stolbizer y Adolfo Rodríguez Saá. Con esos y otros aliados, pero sin la misma suerte, compitieron por la gobernación los radicales Luis Naidenoff en Formosa y Eduardo Costa en Santa Cruz.

El apoderado del PJ, Jorge Landau, advirtió que el decreto de Macri tendrá consecuencias legales y recordó que es inconstitucional evadir al Congreso para modificar las reglas electorales. Más aún "en medio de un año electoral", dijo.