Instagram Twitter Facebook
Nacionales
11-06-2019 07:48

Ribeiro se suma a las empresas en crisis

La compañía afirmó que buscará "reducir costos" por la recesión. Negociaciones con sindicatos de Camioneros y Comercio.


La cadena de electrodomésticos Ribeiro solicitó ante el Gobierno el procedimiento preventivo de crisis y negociará con los sindicatos de Camioneros y Comercio una reestructuración de su organización para "reducir costos". La compañía argumentó que pidió ese recurso ante la Secretaría de Trabajo por la coyuntura actual, que incluye caídas de 50% en las ventas de ese sector.

Ribeiro envió este lunes una comunicación a sus inversores a través de la Comisión Nacional de Valores en que el ingreso a PPC tiene lugar "con el fin de tomar una serie de medidas tendientes a adecuar y reestructurar diferentes estructuras internas de la empresa" de forma tal de "optimizar sus recursos y reduciendo costos".

El PPC es el recurso al que acuden las empresas en problemas para tratar de llegar a un acuerdo con los gremios y readecuar su estructura de mano de obra ante la inminencia de suspensiones o despidos y para evitar cierres.

Está dirigido a aquellas empresas que busquen afectar a determinado porcentaje de su personal, que va de entre 5 a 15% según el tamaño de la compañía. El procedimiento de crisis sienta en la misma mesa a la empresa y a los representantes sindicales de esa rama laboral para llegar a un acuerdo que, en principio, evite las desvinculaciones o suspensiones de personal y, en el peor de los casos, asegure el pago de indemnizaciones.

Desde la secretaría que encabeza Lucas Aparicio aseguraron que el reclamo de procedimiento de crisis de la cadena de electrodomésticos incluye "tanto el sector de comercio como el de transporte de la compañía".

"Durante la semana anterior se desarrolló una primera audiencia con la presencia de los dirigentes del gremio de Camioneros para trabajar sobre la situación de la empresa, y esta semana se hará lo propio con el gremio de Comercio, a partir de lo cual se evaluarán las alternativas existentes", explicaron desde Trabajo.

El último informe oficial sobre la situación del sector mostró que las ventas continúan cayendo a ritmos muy pronunciados. A fines de mayo, el Indec señaló que la facturación del rubro electrodomésticos se incrementó 1,5% en marzo, pero medido con precios corrientes, es decir, sin tomar en cuenta el efecto de la inflación.

Si se agrega esa variable a la cuenta, en términos reales el derrumbe de las ventas del sector superó el 50%, y acumula nueve meses en declive. Los problemas para la venta de productos electrónicos comenzó a registrarse desde junio, cuando la economía sufrió los primeros efectos de la crisis cambiaria que se inició a fines de abril.

En 2018, según cifras preliminares de la Secretaría de Trabajo, 146 firmas ingresaron en PPC. El año anterior habían sido 83, lo que implica un incremento de 76%. Y en comparación con 2016, el primer año pleno de mandato de Mauricio Macri, el número trepó 160%, ya que habían sido 56.

Esos indicadores, de todas formas, aún están lejos de los que mostró el pre y el post crisis de 2001. Ese año las empresas con solicitud de procedimiento preventivo fueron de 205 en 2001, 1019 en 2002 y 379 durante 2003. Desde ese año hasta 2018 el promedio fue de 54 anual.

Fuente: TN