Instagram Twitter Facebook
Locales
04-07-2019 19:20

Alto acatamiento al paro convocado por APROSLAR

El paro de 48 horas de este miércoles y jueves, convocado por la Asociación de Profesionales de la Salud (APROSLAR-FESPROSA) tuvo un alto acatamiento en la provincia. Según los trabajadores, refleja el gran malestar por los bajos salarios y la alta demanda que deben atender en condiciones laborables no saludables.


Comunicado del gremio:

"La inflación golpea duro al bolsillo, y la respuesta desde el Ministerio de Salud parece ser arreglos sectoriales que fragmenta al recurso humano, y no conforme con ello, no se realiza un plan de empleo que contenga al interior y algunos centros de salud cuyos profesionales están sobrepasados por el trabajo, y algunos en situación precarizante. La sordera, la ceguera parece haberse instalado en las autoridades que mientras amenazan, presionan, por otro lado invitan a un acto partidario.

La Salud no pasa por actos partidarios, pasa por inversión, por una carrera sanitaria concreta y no la que tuvo una foto que quedó en el olvido, por un plan sustentable en el tiempo. La Salud no pasa por discursos electorales sino por transformar una realidad, por poner derechos donde hay necesidades.

Las paredes no curan, los aparatos de alta tecnología no curan, contribuyen sí, pero es el recurso humano el que enfrenta las distintas tormentas cada día.

La medida de fuerza se hizo sentir de la misma manera en los hospitales centrales de capital, como los distintos hospitales del interior (Chamical, Chilecito, Villa Unión, Chepes, Aimogasta, etc.) y los centros de salud de toda la provincia (Antártida, San Martín, Benjamin Rincón, Faldeo, etc.) Con las acostumbradas practicas antidemocraticas, se intentó contrarrestar el paro, pero la bronca, el malestar cristalizado en derecho pudo más.

El ajuste no debe y no puede pasar jamás por los trabajadores porque son ellos los que mueven la economía, y en salud son ellos los que hacen a la calidad de la atención.

No lograrán acallar nuestras voces, ni nuestra lucha, sin embargo, estamos dispuestos para el dialogo que nos abra la puerta a un lugar soberano de la salud y no el lugar degradado que tiene en la agenda política".