Instagram Twitter Facebook
Deportes
15-09-2019 14:39

Otra vez será…

Con la frente en alto Argentina subcampeón

Argentina perdió con España 75-95 la final del mundo de básquet en China. Durísima derrota, sí. Esta vez tocó perder la final, una instancia que ni los propios jugadores antes del comienzo del torneo pensaron en jugar.

Foto: Clarin - AP

Otra vez será… porque no fue hoy el día, porque la potente España a la que Argentina en los últimos años apenas le pudo ganar un partido de 16, anuló al equipo argentino y de ejemplo está el bajo goleo y rendimiento de 2 de los mejores jugadores del mundial como lo fueron Facundo Campazzo y el gran capitán argentino Luis Scola, que nunca pudieron desenvolverse con comodidad en el rectángulo y hacer el juego que llevó al seleccionado dirigido por Sergio “Oveja” Hernández a esta final.

Otra vez será porque este equipo recién comienza armarse de la mano de un símbolo del básquetbol argentino y mundial, el último sobreviviente de la “Generación dorada”, el gran capitán, el “4”, el “Luifa” Scola, que a sus 39 años, con sus 41 partidos en mundiales igualó el recórd del brasileño Ubiratán Pereira, y son los dos basquetbolistas con más partidos en mundiales y que con sus 716 puntos en copas del mundo, es el segundo con más puntos convertidos en esta competencia, detrás del legendario brasileño, Oscar Schmidt. De frutilla del postre fue elegido como integrante del quintento ideal del mundial China 2019.

Otra vez será porque en Campazzo, Laprovittola, Diek, Brussino, Caffaro, Gallizzi, Garino, Delía, Vildoza, hay un gran futuro, jugando la mayoría de ellos en ligas europeas, codeándose con los mejores, teniendo muchas condiciones y posibilidades para ser “NBA players”; y sobre todo si al frente sigue un gran estratega y conocedor de este juego que es su DT, Sergio “Oveja” Hernández.

Hoy se perdió, fue duro, pero este equipo se puede ir con la frente bien en alto, con gran orgullo, por haber dejado todo en cada partido, por haber vuelto a marcar que con sacrificio se logran grandes cosas, por haberle ganada a potencias como Serbia, que era candidata al título o a Francia que se encuentra dentro de las mejores del mundo y haber hecho un partido dignísimo ante el ahora dos veces campeón del Mundo: España; porque clasificaron a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por haber vuelto a jugar una final después de muchos años y haber hecho que la celeste y blanca flamee en el podio chino.

Muchas gracias subcampeones por representar al país de esa manera y hasta la próxima que seguramente todo el país estará acompañándolos, emocionándose con cada pase, con cada doble, con cada triunfo, con cada logro… porque estamos seguros que otra vez será.