Instagram Twitter Facebook
Nacionales
17-12-2019 11:32

Alberto Fernández anunció un bono para jubilados

Se cobrará en diciembre y en enero, con la suba del 8,74% ya prevista en la movilidad. Habrá un bono de $ 2.000 en AUH. Dijo además que las alícuotas de Bienes Personales vuelven a los niveles de 2015 (más altas) y se duplicarán para ahorros en el exterior.


El presidente Alberto Fernández anunció que, además del aumento del 8,74 por ciento previsto por la ley de movilidad jubilatoria, los pasivos que perciban el haber mínimo recibirán otros cinco mil pesos en diciembre y en enero, al tiempo que adelantó algunos de los cambios tributarios que se pondrán en marcha, entre los que se cuentan las retenciones agropecuarias.

El mandatario adelantó, durante una entrevista con Telefe Noticias, algunos de los aspectos que contendrá el paquetes de leyes que ingresará hoy al Congreso de la Nación. Allí ratificó que los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) recibirán “de acá a fin de año dos mil pesos extras”.

En forma simultánea, comenzará en Concordia (Entre Ríos) la distribución de 6.500 tarjetas del plan Alimentar destinadas a mamás con embarazos de tres meses o hijos de hasta 6 años de edad. Esa tarjeta contará con cuatro mil pesos mensuales para las madres con un hijo y seis mil para aquellas con más de uno, siempre con ese límite de edad.

Para el caso de los jubilados, ayer se conoció que el Gobierno impulsará la anulación de la ley de movilidad que actualizaba los haberes con una fórmula que incluía la inflación pasada y que los próximos aumentos serán fijados por decreto. Sin embargo, Fernández dijo que se mantendrá el aumento del 8,74 por ciento de diciembre y agregó incrementos para quienes cobran la mínima (que con esa suba pasará a los 14.067,93 pesos).

Este grupo de pasivos cobrará un adicional de cinco mil pesos en diciembre y otro igual en enero. Al respecto, el Presidente agregó: “Estamos tratando de reintegrarles a los jubilados con la mínima el derecho de que no paguen más los medicamentos”.

Es decir, en diciembre, además del haber correspondiente, se sumarán el medio aguinaldo y la asignación extraordinaria.

Al mismo tiempo, en la entrevista televisiva, Fernández agradeció a los laboratorios por haber aceptado una quita del ocho por ciento “sobre todos los medicamentos”.

Sin embargo, de fuentes del sector farmacéutico trascendió que los medicamentos que abone el Pami no tendrán esa quita, y que sólo rige para el público.

En otro orden, el presidente Fernández anunció que el paquete de leyes contendrá “una muy amplia moratoria” impositiva porque, según dijo, estas empresas “se han endeudado mucho con el Estado, han dejado de pagar sus impuestos y los aportes”.

Ese plan contendrá “intereses muy bajos” y además “les otorga a las pymes seis meses de gracia para empezar a pagar”.

En el caso de Bienes Personales, Fernández dijo que se retornará al esquema de 2015, que duplica la imposición de acuerdo con las diferentes categorías. “Lo que se va a hacer ahora, que no se ha hecho nunca, es gravar los bienes que están en el exterior”, explicó.

En ese caso, “la alícuota se multiplica por dos; si se repatrian, pagan como si estuvieran en la Argentina”, sostuvo. Para algunos tributaristas consultados anoche por La Voz, además de plantear una desigualdad ante la ley, este punto requerirá de más precisiones. Por ejemplo, no está claro qué tributo pagarán los títulos argentinos que están en el exterior.

De cualquiera manera, los expertos en finanzas consideran que este cambio acusará un impacto significativo en la recaudación del Estado.

La escala donde más incidirá la modificación es la inferior (en la que por lo general se sitúa la clase media). En este segmento, la alícuota volverá al 0,50 por ciento contra el 0,25 de la actualidad.

Está pendiente de dilucidar qué sucederá con los argentinos que declararon bienes en el último blanqueo y que ahora verificarían un cambio en su imposición.