Instagram Twitter Facebook
Espectáculo
15-10-2021 18:43

Espeluznantes declaraciones de expreparador físico de Maradona

“A Maradona le costaba pararse, caminar y coordinar”, dijo Nicolás Italiano, quien declaró este martes en la Fiscalía General de San Isidro, donde se investiga la muerte del “10” como un homicidio simple con dolo eventual.


Italiano, expresó que en los meses previos a su muerte declaró en la causa que lo notó “desmejorado”, “muy débil” y que “casi no caminaba”, y afirmó que a partir de que se enteró que le habían cambiado la medicación lo vio “cada vez más descoordinado”, informaron este viernes fuentes judiciales.

Nicolás Italiano, declaró el martes pasado en la Fiscalía General de San Isidro, luego de ser mencionado por Luciano "Lucho" Strassera, un abogado exnovio de Gianinna Maradona, que el mes pasado declaró ante los fiscales que entre agosto y octubre del año pasado había sido convocado por su propio exsuegro para que lo ayudara a entrenarse.

Italiano explicó que era amigo de Strassera y que por ese motivo lo contactó en agosto del 2020 para entrenar al por entonces DT de Gimnasia y Esgrima de la Plata, en la casa del country de Brandsen donde por entonces vivía el astro del fútbol.

“Recuerdo que fui con una idea y me encontré con un panorama totalmente distinto al que imaginaba, ya que Diego Maradona presentaba un estado físico mucho más desmejorado de lo que esperaba o me imaginaba. Es decir, me encontré con un Diego Maradona que casi no caminaba”, contó.

Dijo que se encontró con un Diego “que directamente se encontraba totalmente débil, casi sin poder moverse” y por ello dijo: “Jugábamos a entrenar, ya que no se puede llamar a eso que hicimos un entrenamiento propiamente dicho”.

El preparador físico señaló que “el primer mes de entrenamiento, en agosto, fue muy bueno” ya que iban “tres veces por semana”, pero que después, en septiembre, “empezaron a cancelar los entrenamientos” y que quien le comunicaba a Strassera esa decisión era Maximiliano Pomargo, el asistente personal de Maradona.