Instagram Twitter Facebook
Nacionales
17-10-2021 20:18

El martes 26 se trata el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal

De esta manera, la Cámara volverá a funcionar en plenitud luego de tres meses y medio. Fuentes parlamentarias confiaron a Télam que la del martes 26 sería la última sesión antes de las elecciones generales del 14 de noviembre.

La Cámara tratará el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal

El consenso alcanzado entre las diferentes fuerzas políticas que integran la Cámara de Diputados posibilitará que el plenario del cuerpo retome el martes 26 de octubre su actividad en el recinto con el tratamiento de los proyectos de Ley de Etiquetado Frontal y de políticas para personas en situación de calle, entre otras iniciativas, tras la fallida sesión de hace dos semanas.

Con la realización de esta sesión, la Cámara volverá a funcionar en plenitud luego de tres meses y medio: el 8 de julio había escuchado el informe de gestión del entonces jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y una semana antes se había realizado la última sesión especial con el tratamiento de proyectos.

El escenario de campaña electoral, el receso invernal y la demora en la renovación del protocolo de sesiones mixtas (presencial y virtual) vencido desde el 12 de julio, condicionaron la vuelta al trabajo del plenario del cuerpo, que finalmente será presencial según lo dispuesto a fines de septiembre por la Presidencia de la Cámara.

La vuelta a la metodología de trabajo de la pre-pandemia se da con algunos complementos sanitarios como hisopados, uso de tapabocas y limitación en la cantidad de asesores de los legisladores, por lo que para la puesta en marcha de una sesión se requiere de una mayor planificación previa.

En ese contexto, el Frente de Todos intentó el pasado martes 5 llevar adelante una sesión especial para tratar proyectos como la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos, la de políticas para personas en situación de calle y un par de proyectos con beneficios al sector viñatero, pero fracasó en su intento ya que sólo consiguió sentar en las bancas a 122 diputados, siete menos que el quórum de 129.