Instagram Twitter Facebook
Locales
04-11-2021 10:20

Municipales marcharon para solicitar a la provincia la aceptación a pase de planta

La marcha comenzó pasada las 17 horas del miércoles en el palacio Municipal Ramírez de Velasco. El objetivo de la protesta según fuentes municipales ratificar la decisión de la intendenta Inés Brizuela y Doria de pasar a planta a los trabajadores municipales y poner fin a la precarización laboral.

 

Marcha de la "dignidad" desarrollada por el municipio de la capital riojana.

La historia se repite una y otra vez, pasan los nombres de los y las funcionarios y nada parece cambiar para los trabajadores municipales de la capital riojana. Esta vez, la manifestación de masiva concurrencia estuvo dirigida por la actual gestión de la intendenta Inés Brizuela y Doria.

Este miércoles, pasadas las 17.00 empleados de distintas reparticiones municipales comenzaron a concentrarse en las zonas aledañas a la Av. Perón y Santa Fe para luego marchar a la plaza 25 de mayo en reclamo al gobierno provincial para que acepte el pago de salarios a los trabajadores que percibía un programa o ayuda por parte del palacio municipal con una antigüedad de más de 15 años, sin aportes patronales ni obra social, según lo manifestado por la propia jefa comunal.

La convocatoria contó con la participación también de grupos pertenecientes a Barrios de Pie, Partido Obrero y otras agrupaciones que se solidarizaron con el reclamo de los municipales; y estuvo encabezada por la intendenta Inés Brizuela y Doria, el viceintendente Guillermo Galván y ex trabajadores precarizados que los secundaban.

Al final del recorrido la intendenta fue la única oradora en un palco improvisado en la caja de una camioneta desde donde agradeció la participación de los trabajadores de planta y los exprecarizados. “Hemos dado el ejemplo que en democracia se puede reclamar en paz y nosotros estamos peleando por lo que legítimamente nos corresponde que es el respeto a las instituciones de la república”, declaró la jefa comunal. 

Asimismo, remarcó que “no habrá marcha atrás en la decisión, porque se trata del salario de nuestra gente que tiene carácter alimentario” y aclaró que la única oferta que escuchará es que se reconozcan los decretos emitidos en el marco de las facultades conferidas al Municipio por la Constitución y la Ley. 

“Nos quitaron el trabajo digno, nos quitaron la educación de nuestros hijos, nos quitaron la salud, nos quitaron las oportunidades, nos quitaron tanto que hasta el miedo nos quitaron”, remarcó la intendenta que pidió una desconcentración armónica de la plaza.